Valgo | Consultoría Deportiva | Marketing y Gestión | Gimnasios logo

Un estudio vincula la inactividad física a un mayor riesgo de morir por COVID-19 

  14/04/2021 19:48 Noticias


Un nuevo estudio publicado en la revista British Journal of Sports Medicine, vincula la inactividad física a una mayor probabilidad de sufrir síntomas graves y de morir debido a la enfermedad por COVID-19, sólo siendo superado por otros factores de riesgo como tener una edad avanzada o tener un historial de trasplante de órganos.

El grupo de investigación, liderado por Robert Sallis, del centro médico Kaiser Permanente de California (Estados Unidos) analizaron datos de 48.440 ciudadanos que padecieron COVID-19 entre enero y octubre de 2020, para poder saber si existía una relación entre la falta de ejercicio y los ingresos hospitalarios, gravedad de la enfermedad y fallecimientos.

Este grupo de ciudadanos tenía una media de edad de 47 años, siendo un 62% mujeres. Además, los autores señalan que todos padecían de sobrepeso. La mitad de los pacientes no tenía ninguna patología previa, un 18% sólo tenía una y un 32% tenía dos o más.

Todos ellos fueron clasificados según su nivel de actividad física, distinguiéndose entre “inactivos”, los que hacían menos de 10 minutos de ejercicio semanales; “un poco inactivos”, los que realizaban menos de 149 minutos semanales y “activos” aquellos que hacían más de 150 minutos semanales. Atendiendo a esta clasificación, el 7% de ellos se consideraban activos, el 15% inactivos, y el resto un poco activos.

Los autores observaron que las personas inactivas tenían el doble de probabilidad de ser ingresadas por COVID-19 que las personas activas, y además tenían 2,5 veces más riesgo de morir por la enfermedad y un 73% más de probabilidades de requerir cuidados intensivos.

Si comparamos el grupo de personas inactivas con el grupo de personas un poco activas, los inactivos tenían un 20% más de riesgo de hospitalización, un 10% más de necesitar atención intensiva y un 32% más de riesgo de fallecimiento.

Por tanto, los autores concluyen que los pacientes que han sido inactivos los dos años anteriores a la pandemia, tenían más riesgo de ser hospitalizados, requerir cuidados intensivos o morir, en comparación con aquellos que sí tenían una vida activa.

Además, en este estudio, como factor de riesgo de enfermedad de gravedad por COVID-19, la inactividad física estaba por delante de factores como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, y sólo ha sido superada por una edad avanzada y un historial de trasplante de órganos.

Los autores señalan que se necesitan más estudios para verificar estos datos y más concreción en cuanto a tipo de actividad física, pero subrayan que este estudio es suficiente para concluir que el ejercicio físico puede ser muy beneficioso para reducir el riesgo de complicaciones asociadas a la COVID-19. Por tanto, recomiendan a las autoridades sanitarias que promuevan la actividad física regular entre la población.

Fuente: 20 minutos

Fecha de publicación: 14 de abril de 2021


Acceder a la noticia original >>>

Compartir

 

Valgo

Valgo Consultoria Deportiva

image Este sitio web usa cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Aceptar Configurar